Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 6 de octubre de 2007

Smells Like Revival


Tributo a Nirvana el viernes 28 de septiembre. Discovery bar.

El viernes por la noche viví uno de los momentos mas “retros” de los ultimos años. Es justo en ese punto en el que nos damos cuenta de que indefectiblemente, nos vamos poniendo viejos y les vamos dando paso a nuevas generaciones. En Discovery Bar (valga la publicidad a tan excelente sitio, que en nada se compara al basurero emo que es Mantis Pub), pude escucha y ver un tributo que si bien careció de buen sonido y ejecución palomística por parte de los tres jóvenes músicos, no careció de sentimiento, buena vibra, y sobre todo nostalgia. Se trataba del tributo a Nirvana, banda que durante toda mi adolescencia, fue mi norte, mi inspiración, mi forma de ser, mi forma de vestir, mi forma de comportarme, en fin, mi banda favorita de todos los tiempos. Entre clásicos impelables tales como Smells Like Teen Spirit, Polly, Heart-Shaped Box, Rape Me, Territorial Pissings, Aneurysm, Come As You Are y otras tantas que no recuerdo por los efectos del Vodka en mi cerebro, pude retroceder aproximadamente 8 años de mi vida, justo a los 15, recordando lo sentida e intensa que fue mi epoca de blue jeanes rotos y franelas de cuadros, esto con la mejor compañía del mundo: mis amigos, uno de los cuales vivió toda esta época conmigo, y mi nena. La banda, unos chamitos que a pesar de su corta edad y su impericia, hicieron un buen trabajo y labraron un tributo que por demás sonó muy decente.

El ambiente, la expectativa ante este tributo, era un factor muy notable en el ambiente: yo pensé que sería el único pajúo con camisa de cuadros, símbolo bandera del movimiento “Grunge” de los años 90’s, y no fue así. Los elementos grungetos (Zapatos Vans, jeanes desgastados, y más camisas de cuadro, inclusive de Nirvana) se contaban y multiplicaban por todo el local!

Por más que un montón de becerros sapotrones, todos fanáticos de Dream Theater, Stratovarius, Nightwish y el animé, que juegan Magic y no se quitan la camisa de Mago de Oz, digan que Nirvana ha sido la peor banda de la historia, ninguna tendrá nunca la magia, la energía, el sentimiento y la fuerza que estos señores imprimían a sus composiciones y presentaciones, que era lo que los hacía únicos. Kurt (cantante, 1967-1994) tal vez haya sido el tipo mas sordo y desafinado que haya tocado guitarra alguna, pero verlo emocionaba. Porque la música hecha desde el fondo del alma, hecha para disfrutar, para drenar, con el sentimiento a flor de piel, es la verdadera música. Nirvana es un legado, y lo será por muchísimos años mas.

Años sin tener un día tan grunge, escuchando, además de las canciones del tributo, STP, Pearl Jam, Alice In Chains... y tomando vodka con jugo de naranja hasta la inconciencia. Que buenos días aquellos! A pesar que ya descarté la idea de mudarme a Seattle y vivir bajo un puente, aun considero que este movimiento tiene una vigencia absoluta!

1 comentario:

KamX dijo...

El problema con Nirvana que OK. Arrojó por el caño a grupos andróginos de Metal como Motley, Poison, Twisted Sister, etc. y regresó a la sencillez en el rock tal cual como se hacía en los 60-70: pero su legado fue tanto y tanto que ahora grupos de mocosos (Como podrían ser los EMO hoy en día, tienen a Kurt como su figura. Deberías leer esto de un argentino amigo mío que critica el disco Nevermind de Nirvana http://drmusicstudio.cmact.com/Grupos/miscelanea90.htm

Saludos.