Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 12 de marzo de 2009

Gente pupú

Gente pupú
(por Juanbrujox el odioso :P)
.
.
Si algo me caracteriza, es ser un carajo bastente obstinado y misantrópico si se quiere. Claro, es mentira que profeso un profundo odio por la raza humana en general, ya que si así fuera no ayudaría a infinidad de gente que, por determinadas circunstancias, necesitan de mis buenos oficios. Y mas aún, de ser yo un completo hiho de puta, no me sentiría complacido de ayudarlas, como en efecto me siento cada vez que pongo de manifiesto mi muy intrínseca pero controlada generosidad. Pero lo anterior es hablando de casos muy concretos, claro está.
.
.
La mas de las veces, en serio me provoca invocar una plaga de ladillas y sarna que acabe con toda esa gente que te hace la vida miserable en todos los ámbitos de tu vida, desde que abordas el transporte público en la mañana hasta que te limpias los piés en la alfombra de tu casa en la noche. Gente conocida y desconocida. Gente que fortuitamente volverás a ver, o gente que indefectiblemente estará por periodos, largos y cortos, en tu vida.
.
.
He aquí un resumen de los que si se mueren mañana, me pondrían un poco mas :)
.
.
Odio a la gente bruta, y mas aún, a la que se la tira de bruta. Si algo no me caracteriza es sabermelas todas como popularmente dicen, pero si tengo la facultad de tener la iniciativa cuando ignoro un tema o procedimiento. Detesto a la gente que pidiendote un favor, o que le expliques algo, indirectamente te están pidiendo que resuelvas el asunto por ellas, sin tener la mas mínima intención de aprender a hacer las cosas por si mismas. Los frescos, disfuncionales por naturaleza. La gente que posiblementte en vez de cerebro,llevan un pañal cagado cubierto de cabello.
.
.
Odio las "putas de atención" (del aforismo inglés "Attention Whore"), personas que, aun sabiendo que son nada, te quieren hacer ver y creer que son todo. Personas con tan baja autoestima y seguridad en si mismas, que si tienes la desgracia de tener que estar constantemente en su compañía, sus horas y minutos se irán en tratar de hacerte la vida lo mas miserable posible. Personas a las que si das un saludo y una sonrisa, no te la corresponderán. Gente que cree que es el centro del mundo, con aspiraciones jaladas de las telenovelas mexicanas. las "drama queens" que abundan en la vida, creyendo que a todo el mundo les interesa saber su vida, sus pormenores, como cagan, como tiran, como duermen. Gente que ante un mediano o gran éxito que tengas, no vacilará en rememorar alguna hazaña conseguida por si mismo o por algún conocido, que trate de darte a entender que no hiciste nada especial. Chismosos por naturaleza, y los digo en género masculino ya que, aunque las mujeres predominan en amplísima relación este renglón, también los hay con bolas y penes. En pro de auyentar su profundo sentimiento de inferioridad y minusvalía, se empeñan en hacer de tu vida a su lado un profundo karma que requiere el mismo peso en concreto y cabillas del otrora World Trade Center, pero en paciencia; paciencia para no explotar y hacérle saber a ese gusano miserable, que no te interesa en lo mas mínimo su triste vida, sus anecdotas de fín de semana, que hizo ayer, que hará mañana, y por sobre todo, que está muy lejos de ser el centro del mundo, tal y como se cree, o trata de creerse en su corta y limitada mente.
.
.
Odio a la gente muerta de hambre. Pesetera. Pensando en las 24 horas del día en que puede hacer para obtener ingresos de actividades que no requieran ningún esfuerzo. Parasitarias escorias. Oportunistas, chulos. Lambucios, si se quiere. Si en mis manos estuviera, los haría morir como el asesino de Seven hizo morir a su primera víctima, ahogado en un plato con pasta, salsa de tomate y mucho vómito. Dentro del género humano, son lo mas parecido a las rémoras que viajan por debajo de las ballenas, siempre esperando que algo caiga para salir a recogerlo.
.
.
Odio a la gente cuyo criterio inexplicablemente se abstrae de la realidad para querer presentarte una utopía fantástica de los factores que socialmente te hacen la vida cada vez menos llevadera. (Los chavistas crónicos son un buen ejemplo, sobre todo aquellos que se contradicen tan bestialmente en sus "argumentos" al tratar de convencerte de que no pisas mierda sino felpa, como si hablaran con un niño de 5 años)
.
.
Y hablando de eso...
.
.
Odio a Chávez, por ser un loco enfermo de poder, pero más aún, a la ineficiente oposición política venezolana que ha sido alcahuete principal en todo el absolutismo que este señor ha logrado para él y los suyos, su cogollo pués. Peor el remedio que la enfermedad, sin duda.
.
.
Odio a la gente chismosa y calumniadora, que tienen que encontrar emoción en la vida de los demás.
.
.
Detesto a la gente cuya vida social se resume a unos cuantos metros de fibra óptica, un monitor y un teclado. Y más cuando creen que tienen pareja, amigos y todo lo que "Los Sims" necesitan en la comodidad de una web social... y llego odiar a esta gente, cuando se creen tan arrechos en la vida real a como lo son detrás de una pantalla, escribiendo gûevonadas y estupideces, creyendo tener la verdad absoluta y el cetro de la autoridad que su Mac le confiere. Salgan nojoda! que la calle es grande!
.
.
Odio a los responsables de los sistemas peniteciarios y carcelarios de Venezuela, por no terminar de prender en candela y dinamitar esos germinadores de basura social, pero con todos los presos adentro. Se perderían vidas inocentes como no, y admito la culpa, pero para eso están los novenarios y las fotos.
.
.
Y eso es todo... pero sólo "por ahora". En este país, y creo que en todos, pero más en este, siempre habrá algo nuevo que pueda odiarse.
.
.
FIN

No hay comentarios: