Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 5 de septiembre de 2007

Soy un Pastor Alemán, los cacris que coman mi mierda

Sin ofender a este pobre animalito


Esa frase se me ocurrió luego de que esta semana culminaran las defensas de tesis en donde yo estudio. Y es que me enferma la arrogancia y las infulas de superioridad de algunos comemierda que durante tres años pasaron examenes a punta de chuletas y trabajos a punta de plagios. Me enferma. Definitivamente el profesional integro es más que un titulo, es ser un profesional en la actitud, y conmigo, en mi promoción, en realidad hubo muy pocos profesionales. Solamente cacris que aún enseñando el título en las solicitudes no sabrán demostrar sino que el título de universitarios les queda gigantesco, que no les luce, que es como un Mustang en las manos de un buhonero. Que es como comer pastelitos enfluxado. Que es como llevar a tu novia en camionetica luego de comer muchos perros calientes en una plaza Bolivar. Que el profesional es mas que un fondo negro, timbres fiscales y una firma. El profesional se HACE, no se NOTARÍA.

No me imagino el sudor de tetas o de bolas que les da en las entrevistas laborales donde miden los conocimientos técnicos, tratando de recordar lo que decía el papelito que tenían en la suela del zapato, o tratando de adivinar que fue lo que le sopló Yubirí Artemisa en la pregunta 3, que es lo que le está preguntando la entrevistadora. Lamentablemente nuestras Universidades Públicas, Institutos y Colegios, se han convertido en antros donde más que profesionales, se forman los próximos vivos del mañana, donde ocupan cargos gerenciales aún cuando en su mente solo llegó hasta el sexto grado.

Como reconoces a un Pastor Alemán

- Estudia para sus exámenes
- Rechaza la idea de “siempre” copiarse. (Resalto la palabra pues TODOS alguna vez en la vida hemos recurrido a esa táctica, pero la diferencias es que...)
- Se arrepiente de haberlo hecho, y trata de reforzar lo que en ese momento no sabía
- Se molesta de que pospongan los exámenes
- Reclama que falte el profesor
- Se plantea que algo malo pasa cuando saca un 13 de 20

Como reconoces a un Cacri:

- En clase se vanagloria de decir que los conocimientos no hacen al profesional, sino la práctica (osea, busca justificar su limitado alcance intelectual)
- Lleva los exámenes hechos desde su casa, puesto que el cabeza de guevo del profesor tiene siete semestres sin cambiarlo.
- El tiempo en el que podría estudiar, se dedica a hacer la chuleta.
- Se alegra cuando posponen un examen
- Se alegra de que falte el profesor
- Tiene todos los exámenes y trabajos en su casa pues un “panita” del semestre anterior se los dio
- Se contenta con un 10 de 20, y hasta lo celebra.

A los que sepan que son Pastores Alemanes, bienvenidos sean, y sigan así, eso los llevará por buenos senderos. A los cacris, sigan comiendo de mi mierda.

No hay comentarios: